Héctor N. Moreno Barceló

Cirugía de Rodilla


A partir de una lesión en mi rodilla empezó este problema, lo que resultó ser específicamente una rotura del ligamento cruzado anterior -LCA-, acudí a mi médico particular preguntando por el mejor especialista en Monterrey en el área de Ortopedia y Traumatología, inquietud ante la cual fui referenciado concurrentemente a la Clínica ORTHO ubicada en las instalaciones del Hospital San José Tec de Monterrey. Esta fue la primera decisión correcta que tomé desde mi accidente.

Me presenté en el área de Urgencias del Hospital para la revisión y diagnóstico de mi lesión, solicitando la asistencia del médico de dicha clínica, estando de guardia el Dr. Reyes de Cáceres. A través de una exploración física, y mediante estudios auxiliares de Rx, me fue asegurado que no había lesiones en hueso, y dada la gran inflamación de la rodilla, se me diagnosticó una altísima probabilidad de lesión en el ligamento cruzado anterior -LCA-, y quizá también meniscos lastimados. El Dr. Reyes me explicó la anatomía de la rodilla, su funcionamiento y la anormalidad que presentaba mi caso, así como los escenarios que pudieran presentarse dada la información que tenía inicialmente. Ello me tranquilizó y me ayudó a tomar las cosas con calma para decidir adecuadamente lo procedente.

Además de inmovilizarme la rodilla y recetarme temporalmente desinflamatorios y analgésicos, me fue ordenado un estudio de resonancia magnética nuclear para que fuera analizada por el Dr. José Fernando de la Garza Salazar. El Dr. de la Garza, habiéndome realizado una exploración física minuciosa, y contando con la placa de Rx previa, confirmó la información claramente mostrada en las imágenes de la resonancia magnética: rotura total del LCA, esguinces y desgarros, tal como me había adelantado el Dr. Reyes. Me volvió a explicar detalladamente todo lo relacionado con mi lesión y me expuso cuidadosamente las opciones para mi tratamiento, las experiencias pasadas en situaciones similares y los casos en que deportistas de alto desempeño han logrado mantener su actividad sin secuelas de dolor o disfuncionalidad. Dicha información, pero sobre todo el trato del Dr. de la Garza, me proporcionaron la confianza necesaria para decidirme a la cirugía recomendada. Otra acertada decisión que incidiría más tarde en mi pronta recuperación.

Me fue programada la intervención quirúrgica correspondiente -injerto de tendón-, misma que me fue practicada de manera menos traumática aún que lo esperado: 4 incisiones menores de un cm. y otra de aprox. 3 cm. para retirar y colocar el injerto. De todo ello se me proporcionó un DVD con la grabación del video correspondiente, con lo cual me quedó más claro el tratamiento a mi lesión. Posterior a la cirugía me fueron recomendados ejercicios de la rodilla con un aparato auxiliar -CPM-, a fin de no permitir mayor atrofia de los músculos de la pierna debido a la reducción de movimientos por la convalecencia.

Pasadas 2 semanas de la operación de rodilla, y bajo la observación y cuidado estrecho del Dr. Hernán Flores y de su excelente equipo personal de la misma clínica ORTHO, entré en una rutina diaria de terapia y rehabilitación física que me ayudaron paulatina y consistentemente a recobrar la total movilidad de la pierna en un periodo de 2 meses. Las atenciones del cuerpo médico y del personal de rehabilitación hicieron que poco a poco recobrara la confianza en mi rodilla, pero lo más trascendente aún: alcancé a apreciar el valor de nuestro cuerpo que no siempre tratamos con el cuidado que merece; a tener paciencia y ser disciplinado en los tratamientos de salud; y a valorar a la gente que se dedica a cuidarnos y proporcionarnos dichos servicios con el cariño que necesitamos en estas situaciones de vulnerabilidad.

Por todo lo anterior expuesto, es un placer para mí compartir este testimonio del tratamiento de que fui objeto por el personal de Clínica ORTHO. A todos ellos, mi profundo agradecimiento y felicitaciones por su dedicación y profesionalismo. Será de gran satisfacción que puedan seguirlos brindando a quienes tengan la necesidad, pero también la suerte, de recurrir a sus soluciones médicas en el área Traumatología, Ortopedia y Microcirugía Articular.

Gracias a Dios, y a mi esposa Eloíza, no tengo la menor duda que mis decisiones fueron acertadas y las más adecuadas en todo momento para la meta que me tracé: recuperar la salud y funcionalidad normal de mi rodilla accidentada.



Batallón San Patricio 112 Col. Real de San Agustin CP 66278 San Pedro Garza García, Nuevo León, México
Emergencias. 8888 0911 | Conmutador. 8888 0000 - Nacional. 01 800 800 CMZH | Internacional. 1 855 6522 927

Ortho. Todos los derechos reservados