Zapatos en los niños ¿Cómo comprarlos?

Los zapatos protegen al pie de objetos que lo puedan lastimar, así como del frío y del calor. Sin embargo, es bueno saber que estar descalzo es lo más natural y saludable en cualquier edad. Produce un pie más fuerte y con menos deformidades, además de evitar algún tipo de problema en la piel o reacciones alérgicas.

Existe calzado muy rígido que impide que el pie se mueva cómodamente y que se desarrolle adecuadamente. Por otro lado, existen mitos respecto al tipo de calzado que debemos usar, particularmente, que deben usar los niños.

En primer lugar, el pie en crecimiento no requiere de soporte. Estos limitan el movimiento libre del pie, lo hacen más débil. El pie debe moverse libremente para su correcto desarrollo. Otro mito es que existen los zapatos correctores: ningún zapato corrige ningún tipo de deformidad, ni la previene. Tampoco es necesario que el niño use determinado tipo de calzado para empezar a caminar. Una vez que camine, los padres escogerán los zapatos que les gusten, tomando en cuenta que deben ser suaves, flexibles, cómodos, ventilados y del tamaño adecuado. En ocasiones en los niños pequeños se usan tipo bota para evitar que se salgan fácilmente del pie.

Por lo general, los pies de los niños crecen antes de que los zapatos tengan desgastes importantes como para que este desgaste sea motivo de compra de nuevos zapatos. El criterio a seguir sería cambiarlos cuando ya queden apretados.

De igual manera, pueden utilizarse zapatos usados previamente por sus hermanos, tomando las precauciones necesarias ya que aquí el principal problema consiste en la posible transmisión de enfermedades en los pies.

Cuando los pequeños llegan a la adolescencia, el mejor calzado para ellos es uno que pueda absorber mejor el peso del cuerpo, sobre todos en los niños más activos. Eso evitará las lesiones por sobreuso, y se recomienda una suela de material suave y antiderrapante.

Pero ¿Cómo sabemos que un zapato nos queda bien? ¿Cómo saber si un zapato es bueno? Para identificarlo, debemos de tener una sensación de comodidad, los dedos del pie se deben de mover sin molestia y debe de quedar un espacio entre la punta del primer dedo y el frente del zapato equivalente al grosor de la punta del pulgar.

Un buen zapato debe de ser amplio, plano, debemos poder flexionarlo, así como ser ventilados y ligeros. La suela debe de ser de un material antiderrapante. En pocas palabras, que estemos cómodos al llevarlos puestos. El costo no necesariamente es señal de la buena calidad del calzado.

Los zapatos se desgastan con el uso, y la forma que tomen con el desgaste no son evidencia de que exista alguna malformación en el pie. Es importante reiterar que el calzado no corrige malformaciones ni problemas al caminar, incluso al contrario, puede afectarle más si éstas existen. En algunos casos, los problemas se corrigen con el crecimiento, en otros, es importante investigar a fondo si existe alguna otra enfermedad originada en los huesos de las piernas.

Los insertos de poliuretano, van a prolongar la vida útil de los zapatos, a costa de la comodidad en su uso y las frecuentes lesiones (ampollas) que ocasionan en el pie. Lo mejor es comprar zapatos de materiales más resistentes. El calzado particularmente los tenis proporcionan una adecuada comodidad en el pie y es infrecuente la necesidad de que se requiera alguna plantilla especial.

Si usted o algún familiar requieren orientación acerca de cómo elegir zapatos para sus hijos, o cree que tiene alguna necesidad especial de atención médica acérquese a su especialista en ortopedia, donde obtendrá información precisa y de acuerdo a su caso particular.

ALGUNAS PREGUNTAS FRECUENTES


¿Es necesario el uso de zapatos?


Estar descalzo es lo más natural y saludable para cualquier pie en cualquier edad, produce un pie más fuerte y con menos deformidades que en ocasiones producen los zapatos, además de evitar algún tipo de problema en la piel o reacciones alérgicas.

¿Qué beneficio obtenemos con el uso de calzado?


Protegen al pie de objetos que lo pueden lastimar, del frío o del calor, además de actuar como elementos de vestido para quien no le gusta la forma de sus pies.

¿Qué efectos negativos se tienen con el uso de calzado?


Los zapatos rígidos evitan que el arco del pie se desarrolle adecuadamente y los zapatos apretados, producen deformidades en los dedos de los pies.

¿El pie en crecimiento requiere de algún soporte?


No, los soportes limitan el movimiento libre del pie, hacen al pie más débil y abaten el arco longitudinal del pie, el pie debe moverse libremente para su correcto desarrollo.

¿Existen zapatos correctores?


No, de ninguna deformidad existen o de alguna potencial deformidad con el crecimiento.

¿Cuándo se debe de empezar a usar los zapatos en la infancia?


Esto es un asunto de elección y costumbre de los padres, el niño no necesita de ningún calzado para empezar a caminar, cuando se empiezan a usar es dependiente de los padres y será para proteger el pie.

¿Cuáles son los mejores zapatos en la infancia?


Suaves, flexibles, ventilados, en ocasiones se usan tipo bota para evitar que se salgan fácilmente del pie.

¿Cuáles son los mejores zapatos en la adolescencia?


Los que puedan absorber mejor el peso del cuerpo sobre todos en los niños más activos, eso evitara las lesiones por sobre uso, se recomienda una suela de material suave, anti derrapante y que absorba mejor el peso.

¿Cómo sabemos cuando un calzado nuevo nos queda bien?


Debe de tener una sensación de comodidad, los dedos del pie se deben de mover sin molestia y debe de quedar un espacio entre la punta del primer ortejo y la parte más anterior del zapato equivalente al grosor de la punta del pulgar.

¿Cuáles son las características de un buen zapato?


Deben de ser amplios, planos, flexibles (se pueden poder flexionar) deben de ser ventilados, ligeros, la suela debe de ser de un material antiderrapante... fundamentalmente cómodos.

¿Con que frecuencia se deben de cambiar los zapatos?


Usualmente en el niño, el crecimiento del pie ocurre más rápido que el desgaste de los zapatos, en una palabra, hay que cambiarle los zapatos al niño cuando les queden apretados.

¿Qué tan adecuado y seguro es el usar calzado ya usado previamente?


Un zapato usado previamente, puede ser usado cuando no tenga mayores daños, el mayor problema es que esto es una vía frecuente de transmisión de micosis.

¿Entre más costosos sea el zapato este deberá de ser mejor?


El precio no debe importar en la elección de un zapato, lo que debe importar es que este sea, cómodo, flexible, ventilado y esto no necesariamente es dependiente del costo.

¿Las asimetrías o desgastes ocasionados en los zapatos por su uso indican algún problema en el pie?


No necesariamente, existen materiales que son más fácilmente deformados, esta aunado a un mal uso (ejemplo: cuando el niño pisa sobre la parte posterior del zapato (barretón) da como resultado una deformidad en el calzado, otro tipo de materiales sintéticos como los usados por muchos tenis tiene memoria y es más difícil de deformación.

¿Los zapatos rígidos, las ortesis o las modificaciones previenen o corrigen el pie plano?


No, este era un concepto erróneo y viejo que se uso durante mucho tiempo, un zapato rígido que limita la movilidad del pie propicia un pie débil y esto ocasiona un pie plano, se a demostrado que el desarrollo del pie requiere de exactamente lo opuesto, o sea un calzado que permita la movilidad del pie.

¿El uso de cuñas en los zapatos ayuda a los niños que meten las puntas de los pies?


No, es otro concepto erróneo y viejo, el uso de estas cuñas, no ha probado en estudios que tengan algún efecto o beneficio, de hecho el que un niño camine metiendo las puntas de los pies en la gran mayoría de los casos no obedece a tener algún problema en el pie y es normalmente secundario a una torsión de la tibia o del fémur las cuales va a ir desapareciendo espontáneamente con el crecimiento.

¿El uso de cuñas ayuda a corregir las rodillas zambas o arqueadas?


No, este tipo de variantes en la alineación de las piernas es algo que normalmente ocurre separando las rodillas (Geno Varo) en los primeros 2 a 3 años y juntando las rodillas (Geno Valgo) después de los 3 años hasta los 7 años, cuando estas variantes son extremas se debe de investigar alguna enfermedad de fondo, pero en ninguno de los casos las cuñas corrigen esta alineación de los rodillas.

¿El uso de Ortesis son efectivas en el manejo de los juanetes en los niños?


No, no existe ninguna evidencia científica, ni publicaciones que demuestren la utilidad de estas ortesis.

¿Es dañino el prescribir modificaciones en los zapatos de los niños?


Si, además de ser incomodas y limitantes, ocasionan una sensación de que el niño que las usa tiene alguna enfermedad o limitación y en ocasiones son causa de Bulling, se ha demostrado en adultos que usaron estas modificaciones que tiene una baja en su auto/estima y recuerdan este periodo de su vida como una mala experiencia.

¿Los insertos son útiles para reducir el desgaste anormal en los zapatos?


Los insertos de poliuretano tipo UCLB, van a prolongar la vida útil de los zapatos, a costa de la comodidad en su uso y las frecuentes lesiones (Ampollas) que ocasionan en el pie, lo mejor es comprar zapatos de materiales más resistentes (Tenis).

¿Cuando son útiles los insertos en los zapatos?


Actualmente se pueden confeccionar plantillas para distribuir la carga del pie mas adecuadamente, sobre todo en pies rígidos o con secuelas de Equino Varo o cuando exige una sobre carga sobre el primer o el quinto metatarsianos.

¿Los soportes en el arco o las ortesis son útiles en el manejo de los dolores de crecimiento?


No existe ninguna publicación seria que nos hable de algún efecto positivo para reducir los dolores de crecimiento.

¿Qué se tiene que hacer cuando los familiares insisten en la prescripción de un zapato?


Dedicar un tiempo adecuado para explicarles los efectos de usar calzado rígido, pesado, incomodo y caro, hablarles de los efectos negativos en el uso de este tipo de calzado ortopédico.

  • Los zapatos no son correctores de ningún problema en el pie.
  • Los zapatos funcionan como cualquier otra prenda de vestir protegiendo al pie y haciendo que se vea bien.
  • El zapato debe permitir la libre movilidad del pie.
  • Los zapatos pueden ser mejores cuando son de algún material que absorbe el choque.
  • Las modificaciones en los zapatos, pueden ayudar a distribuir y absorber mejor el peso del cuerpo.

Batallón San Patricio 112 Col. Real de San Agustin CP 66278 San Pedro Garza García, Nuevo León, México
Emergencias. 8888 0911 | Conmutador. 8888 0000 - Nacional. 01 800 800 CMZH | Internacional. 1 855 6522 927

Ortho. Todos los derechos reservados